Parálisis Facial

El nervio facial es el VII par craneal. Desarrolla importantes funciones motoras y también sensitivas. Sin duda su misión más importante es inervar y dar movilidad a la musculatura de la cara. Desde el cierre del párpado superior, el movimiento de la musculatura de las mejillas y los labios. Docenas de músculos que utilizamos en la expresión facial, en la comunicación entre las personas.

La parálisis facial puede aparecer por diversas causas:
La enfermedad o parálisis de Bell es una interrupción transitoria del estímulo nervioso que recorre el nervio facial. Ocasiona parálisis, generalmente súbita, que tiene en general, un pronóstico muy bueno ya que, la mayoría de ellas, desaparecerán en pocas semanas sin dejar secuelas. La causa de este tipo de parálisis no se conoce con exactitud, pero se relaciona con infecciones virales, inflamaciones del propio nervio, acción del frío, etc.

Más importancia desde el punto de vista clínico tienen las parálisis causadas por traumatismos, cirugía en la zona de la cara o tumores que pueden afectar al recorrido del nervio. En este tipo de parálisis es donde tiene un papel importante la cirugía reconstructiva. El tratamiento es diferente según el tipo y el tiempo de evolución de la parálisis facial. De esta manera podemos distinguir:

1- Lesiones del nervio en su tronco o ramas que no mejoran espontáneamente a lo largo de los primeros meses.
En estos casos realizaremos un estudio de la conducción nerviosa (electromiograma) e indicaremos la cirugía encaminada a la reparación del nervio lesionado. Según el lugar de la lesión emplearemos; sutura nerviosa microquirúrgica directa, injertos nerviosos de interposición o utilizaremos el estímulo de otro nervio que canalizaremos en el nervio facial lesionado (anastomosis hipogloso-facial).

2- Parálisis facial de larga evolución.
En casos de parálisis establecidas de evolución superior a los 18 meses, las técnicas de reinervación ya no son, generalmente, posibles. En estos casos recurriremos a técnicas de aporte muscular más o menos sofisticadas para conseguir movilidad de la zona facial paralizada. Algunas de esta técnicas son: la tracciónsuspensión con el músculo temporal o masetero y los injertos de músculo gracilis. En este caso hay, a su vez, diversas posibilidades. Ya que los injertos de músculo gracilis tienen que ser reinervados, cabe la posibilidad de hacerlo todo en un solo tiempo quirúrgico o mediante dos intervenciones separadas en el tiempo.

Independientemente de cuál sea la causa de la parálisis facial y su evolución en el tiempo, desde el minuto 1 debemos acudir al especialista para tratar de llegar a un diagnóstico y establecer unas medidas terapéuticas iniciales de protección ocular. El párpado superior no va a ser capaz de cerrar y proteger el ojo y éste podría dañarse por exposición prologada. Hay que establecer unas medidas de protección desde el principio mediante pomadas protectoras y oclusión de los párpados con parches durante la noche. Si el cuadro se prolonga en el tiempo habría que indicar la colocación de una “pesa palpebral”. Se trata de un procedimiento quirúrgico muy sencillo con el que se coloca en el espesor de párpado superior un prótesis metálica que ayuda, de forma muy importante, al cierre palpebral protegiendo la cornea del efecto de la exposición prologada. Esta prótesis palpebral podrá ser retirada tras el tratamiento definitivo. Nuestra experiencia en el tratamiento de la parálisis facial es importante, tanto en técnicas de reinervación como de injertos musculares en todas sus versiones. Colocamos también, en todos los casos la prótesis palpebral, siendo pioneros en España en el desarrollo de esta técnica.


Parálisis facial aguda: se ha perdido la función para elevar la ceja, cerrar el párpado superior y mover la musculatura de los labios, desviándose éstos al intentar hablar o sonreír.

implantes dentales
implantes dentales
implantes dentales

Parálisis facial de larga evolución. Tratamiento mediante injerto de músculo gracilis. Obsérvese la correcta simetría de la cara y el adecuado cierre ocular. Se ha implantado prótesis palpebral.

implantes dentales
implantes dentales
implantes dentales


Parálisis facial de 8 meses de evolución provocada por la extirpación de un tumor cerebral. Resultados tras las técnicas quirúrgicas de reinervación (anastomosis hipogloso-facial)

implantes dentales
implantes dentales



Parálisis facial de larga evolución.Tratamiento mediante suspensión dinámica con músculo temporal y masetero

implantes dentales
implantes dentales