Cirugía ortognática Deformidades dentofaciales.

En algunas ocasiones los maxilares no se desarrollan adecuadamente y el maxilar y la mandíbula pueden presentar discordancias de tamaño y posición. Esto ocasiona dos importantes problemas:

1- Los dientes, superiores e inferiores, no encajan adecuadamente.
Los dientes se encuentran alojados en los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula). Si estos maxilares presentan un tamaño, posición o relación entre ellos no adecuada, lógicamente el encaje de los dientes se verá muy alterado, originando lo que denominamos “oclusión dentaria patológica”. Esta oclusión patológica es causa de sobrecarga y desgaste prematuro de las piezas dentarias, así como de alteraciones en la articulación de la mandíbula (articulación témporo-mandibular, ATM) ya que ésta queda obligada a trabajar en una posición forzada, no fisiológica

2- Alteraciones en la estética facial.
Los huesos maxilares son un pilar fundamental de la estética y armonía facial. Una alteración en el desarrollo de éstos origina cambios negativos muy notables como exceso o falta de mentón, mandíbula grande que posiciona los dientes inferiores por delante de los superiores (prognatismo con oclusión dentaria en clase III). O, por el contrario, mandíbula excesivamente pequeña que provoca que los dientes inferiores queden muy por detrás de los superiores (retrognatismo con oclusión en clase II) que, además, muy frecuentemente se acompaña de importantes molestias y dolores para la masticación normal.

Las técnicas de cirugía ortognática corregirán simultáneamente ambos problemas: Al posicionar adecuadamente los maxilares con la cirugía, conseguimos una correcta relación de los dientes (oclusión normal clase I) y una perfecta armonía facial al eliminar los excesos o defectos en la forma, posición y tamaño que estos huesos tan importantes pueden presentar. Por ello siempre decimos que la cirugía ortognática presenta una solución en doble vertiente:

1- Funcional,porque al quedar los dientes en perfecta oclusión éstos tendrán una actividad masticatoria más adecuada y una vida funcional mejor y más larga. Desapareciendo, además, los dolores y sobrecargas articulares de la ATM al trabajar esta articulación en perfecto equilibrio y estabilidad.

2- Estética, porque al quedar el maxilar superior y la mandíbula en una correcta relación, la armonía facial quedará restablecida y la estética facial mejorará de forma muy importante.

En algunos pacientes predomina la vertiente funcional sobre la estética y el objetivo principal será lograr una óptima función masticatoria con una perfecta oclusión dentaria. Para otros pacientes, al contrario, la corrección estética será lo más buscado y deseado por el paciente. La cirugía ortognática es la respuesta adecuada para ambos casos.


Alteración oclusal muy severa; clase III y mordida abierta.

implantes dentales
implantes dentales

Corrección tras la cirugía ortognática. Véase también la importante mejoría en la estética facial.

implantes dentales
implantes dentales

Oclusión en clase II. Funcionalmente muy problemática. Falta de mentón en el perfil facial.

implantes dentales
implantes dentales

Corrección tras la cirugía ortognática. Tanto de la oclusión dentaria como del perfil facial.

implantes dentales
implantes dentales

En todos los casos de cirugía ortognática es necesario realizar una preparación dental con ortodoncia. Antes de la operación los dientes deben ser colocados en una posición correcta en cada una de la arcadas eliminando apiñamientos, rotaciones etc. Lógicamente ambas arcadas no coincidirán hasta que la intervención quirúrgica coloque los huesos maxilares en su correcta posición. La fase de preparación ortodóncica es muy variable en su duración, dependerá de la situación dentaria inicial, pero generalmente requiere algunos meses, Tras la operación se sigue, generalmente, una temporada con la ortodoncia hasta conseguir un perfecto resultado final. Actualmente se ha desarrollado el concepto denominado “surgery first” que consiste en realizar de entrada la cirugía, llevando a cabo la ortodoncia posteriormente. O “surgery early” en la que se hace una fase corta de ortodoncia antes de la operación, dejando para después de la cirugía un periodo de ortodoncia más prolongado. Hay que estudiar minuciosamente cada caso y aplicar lo más conveniente, conjugando hábilmente los periodos de ortodoncia y la cirugía, para conseguir los mejores resultados con el mayor confort para el paciente.


implantes dentales

Oclusión previa

implantes dentales

Preparación ortodóncica

implantes dentales

Resultado tras la operación ortognática


implantes dentales

Aspecto facial precirugía.

implantes dentales

Resultado Final.

implantes dentales

Aspecto facial precirugía.

implantes dentales

Resultado Final.